Cerradura antibumping y cómo disuadir a los ladrones.

Cerradura antibumping y cómo disuadir a los ladrones.

Cerradura antibumping y cómo disuadir ladrones

Cerradura antibumping y cómo disuadir ladronesEn esta época de verano, solemos irnos de vacaciones dejando nuestra casa vacía y sin vigilancia durante varios día, varias semanas o incluso varios meses. En España, cada vez se cometen más robos en hogares forzando la cerradura de la puerta. Los ladrones, ya cuentan con nuevas técnicas que hacen que abrir tu puerta sea muy sencillo. Pero desde Tubo-plástica, te mostramos los mejores sistemas de seguridad, como la cerradura antibumping.

En primer lugar hay que comenzar explicando, qué es el bumping. Bien, esta es una técnica inventada por los cerrajeros en los años 70 para abrir puertas cuando no tenían la llave, popularizada y utilizada por los delincuentes desde los años 2002-2003 para forzar la cerradura y acceder al domicilio.

Se lleva a cabo introduciendo una llave modificada, cuyos dientes se encuentran en la posición más baja a la que llegan los pistones de la cerradura, y le van dando golpes, que permiten que se separen los pistones de los contrapistones, hasta que cada diente de la llave va encajando mientras se gira el engranaje. Con esta técnica, consiguen forzar el sistema de cierre en muy pocos minutos. Aunque requiere destreza por parte de los ladrones, se trata de una técnica muy utilizada que les permite cometer el allanamiento en poco tiempo y sin apenas ser vistos. Además, la técnica del bumping no deja ningún rastro a simple vista. En Internet se pueden encontrar vídeos explicativos de cómo realizar el bumping y incluso se pueden comprar llaves bumping. Se estima que el 80% de las cerraduras mecánicas se podrían abrir fácilmente gracias a esta técnica, por lo que es importante verificar nuestro sistema de seguridad para evitar posibles robos.

Cómo lo evitamos

No podemos evitar del todo que se lleve a cabo esta práctica, si que podemos ponérselo más complicado, con cerraduras antibumping entre otras. En primer lugar, podemos recurrir a cambios más simples antes de cambiar por completo la cerradura e instalar un sistema antibumping. En ocasiones, no es necesario sustituir la cerradura completa, sino que, como en España el cilindro, o bombillo, está normalizado, en la mayoría de los casos se puede simplemente cambiar esta pieza.

Esto es por ejemplo, colocando un escudo protector. Este se coloca alrededor de la cerradura e impide a los ladrones ver la marca del sistema de seguridad. Para llevar a cabo la práctica del bumping, los delincuentes deben seleccionar una llave diferente para cada tipo de marca, y el hecho de no poder determinarla, hace que se vayan y escojan otra puerta con un acceso más sencillo. Como decimos, no es un sistema que imposibilite el robo como una instalación antibumping, pero sí puede disuadir a cualquier ladrón.

También es importante asegurarse de que nuestra puerta no sea débil a nivel de seguridad. La puerta de nuestro hogar tiene que ser como mínimo maciza, es decir que no tiene que estar llena de aire. Hoy en día se hacen puertas blindadas que ofrecen un nivel de seguridad más elevado.

Este tipo de sistemas pueden incluir además una característica adicional que impide que la llave llegue hasta el final. De esta manera complica mucho más la tarea o incluso puede hacer imposible a los ladrones llegar a forzar la cerradura.

La máxima seguridad, cerraduras antibumping

Pero si todavía no te sientes seguro con esta solución, lo mejor es decantarse por una cerradura antibumping. Se trata de un sistema muy parecido a los habituales, con la diferencia de un bombillo antibumping, se encuentra reforzado en su interior con acero.

Además, incorpora un nuevo sistema que impedirá a cualquier ladrón utilizar sus llaves. Esto se debe a que ahora, la cerradura antibumping, cuenta con dos o tres hileras de pitones en lugar de una. Hace pues de este sistema una instalación mucho más complicada de forzar con este tipo de técnicas.

Como vemos, este tipo de nueva cerradura podría impedir que los delincuentes accedan a tu hogar ya que no solo hacemos que aumente el tiempo que les lleva forzar la entrada, sino que podemos llegar a imposibilitarlo. Además de este sistema de protección antibumping, también se proporcionan llaves incopiables que cuentan con un control de copia, por lo que si pierdes o te roban la llave de tu casa, no será posible copiarla para entrar en tu casa sin tener que forzar la cerradura.

Una cerradura antibumping, es una muy buena opción para combatir a los ladrones, pero hay numerosas opciones que te ayudarán a sentirte mucho más cómodo y seguro en tu hogar.

En Tubo-plástica, somos expertos en servicios de cerrajería y nos encargamos de asesorarte y llevar  acabo toda la instalación. Contamos con un servicio de 24 horas por si tienes alguna emergencia. Queremos que nuestros clientes cuenten siempre con la mayor seguridad, infórmate ya de nuestros servicios.