Cómo elegir la encimera para tu cocina

Cómo elegir la encimera para tu cocina

La encimera es el elemento principal de una cocina. Además de marcar el estilo de ésta, nos permite realizar todo tipo de actividades sobre ella a la hora de cocinar y preparar alimentos.

Por eso, es muy importante que las encimas de cocina cuenten con varias características para que, a lo largo de los años, no se estropeen con el calor, el agua o incluso los cortes de cuchillo. Si invertimos en una encimera, no sólo conseguiremos que la cocina se vea totalmente renovada, si no que conseguiremos amortizarla gracias a su eficacia y duración.

Cuatro cuestiones a tener en cuenta

En primer lugar, antes de escoger tu encimera, debes tener presente el tipo de cocina te gustaría tener. Por eso, antes de instalarla, debes plantearte esta cuestión ya que la encimera es uno de los elementos principales que definirán y darán estilo a la cocina.

Por otro lado, a la hora de decidirte por un material u otro, hay que tener muy en cuenta otros tres factores:

  • Apariencia
  • Mantenimiento
  • Durabilidad

Sobre todo, en el caso de los dos últimos, serán claves para que la encimera de tu cocina no se dañe con el paso del tiempo, el calor, el agua u otros elementos externos. Además, escoger un material que te permita un buen mantenimiento será un aspecto también muy importante, ya que algunos materiales son mucho más difíciles de limpiar y mantener que otros.

Granito, gres y cuarzo: las más resistentes

El granito es uno de los materiales más duraderos que podemos encontrar en el mercado. Además, su limpieza y mantenimiento es muy fácil. Resiste a los arañazos y a las altas temperaturas. Pero, uno de los inconvenientes es que la gama de colores es muy escasa, porque al ser una piedra natural, sólo está disponible en unos tonos determinados.

El gres, también conocido como neolith, es un material muy resistente tanto al calor, como a los arañazos, las manchas o a los agentes corrosivos. A diferencia de otros materiales, no necesitan sellado y además lo podemos encontrar en una amplia gama de colores. Y no sólo eso, también podemos escoger el grosor de la encimera, desde los 3 a los 12mm de espesor.

Podemos decir que, las encimeras de cuarzo, sí son las más resistentes del mercado. Por esta razón, ha sido el material que más salida ha tenido en el mercado. Este tipo de material está disponible en multitud de colores para que se puedan adaptar a las características y estilos de cada cocina.

 Al igual que las dos anteriores que acabamos de mencionar, es resistente a los arañazos, las manchas y es muy duradero. Se puede elegir con distinto acabado (mate, satinado) y en el caso de éste último, bastará con pasar una bayeta húmeda para limpiarlo.

 

¿Y el acero inoxidable?

Es un tipo de material resistente al calor, la humedad y las bacterias, pero es sensible a los arañazos y es difícil de mantenerlo limpio de manchas. Normalmente, para limpiarlo, se emplea un producto de lo proteja y le devuelva el brillo.

Es muy empleado en cocinas profesionales, pero cada vez más se adentran en cocinas particulares. Además, son una buena opción para aquellos que quieran decorar su casa con un estilo industrial

Otra de sus desventajas, es que el precio del material es bastante alto.

 

El laminado y la madera, baratos pero poco resistentes

Aunque la madera es un material muy estético, y combinadas con muebles blancos son todo un acierto, son muy delicadas. Podríamos decir que tiene más inconvenientes que ventajas ya que no aguanta bien el calor, necesitan un mantenimiento regular, se raya muy fácilmente y no se debe mojar (la madera se ahueca si se moja).

Aunque si optas por este material, es preferible que evites la madera lacada y optes por una con un par de capas de barniz. Así, con el tiempo, simplemente podrás lijarla y volverla a barnizar para que pueda durar un par de años más.

Por otro lado, las encimeras de laminado son las más baratas. Pero ocurre como el caso de la madera, no aguanta altas temperaturas y se mancha fácilmente. Tampoco resiste a los cortes, aunque se puede escoger entre una amplia gama de colores.

 

El hormigón y el mármol, siempre en tendencia

El hormigón es un material caro, y necesitará un sellado profesional contra las manchas. Sin embargo, es el más resistente al calor, por no hablar de la originalidad del material en las cocinas.

Por otro lado, el mármol también es altamente resistente al calor. Siempre se la ha considerado como la piedra más elegante de las que existen en el mercado. Con vetas, liso, moteado o de calor, ofrece un aspecto de pureza y elegancia. Aunque, a diferencia del cuarzo o el granito, soporta peor los impactos, el desgaste o los ácidos. Sin embargo, resiste a las machas y los cortes.

En el mercado existen casi tantas encimeras como tipos de cocina. En Tubo-Plástica realizamos elementos para cocinas y baños. De esta manera, todo quedará totalmente integrado. Contamos con expertos de diferentes sectores de reformas y construcción para ayudarte. No dudes en contactar con nosotros, te esperamos.