Voy a reformar mi baño: ¿Qué hago con mi instalación de fontanería?

Voy a reformar mi baño: ¿Qué hago con mi instalación de fontanería?

Tuberías

Uno de los miedos de aquellos que se van a enfrentar a la “odisea” de reformar el baño, es todo aquello que tiene que ver con la instalación de fontanería: ¿Tengo que sustituirla entera, van a tener que levantar paredes y suelos, es obligatorio, aumentará mi presupuesto?. ¿Te suena?. Pues bien, a continuación vamos a despejar tus dudas para que no te falte información.

Baño con instalación de fontanería nuevaLas reformas de baños, pueden parecer más aparatosas de lo que son debido a que es una estancia limpia e higiénica de la casa y durante las obras, parece que nunca va a volver a la normalidad.

Además, cuando la fontanería interviene en un proyecto, puede haber inconvenientes. Ahora bien, si confías en expertos como los de Tubo-Plástica, reformar tu baño, puede ser más limpio, rápido y profesional.

Pero el tema que nos ocupa hoy es todo lo referente a la instalación de fontanería, aquí dejamos alguna de las preguntas más comunes.

¿Es obligatorio cambiar mi instalación de fontanería?

Depende. La situación de cada vivienda es diferente, así como el estado de la instalación de fontanería.

Si por ejemplo tu vivienda tiene más de 10 años, es muy probable que la instalación de fontanería sea de plomo o acero galvanizado. En este caso, deberías sustituir la completa instalación.

Esto no es una norma sin sentido que alguien ha creado para que compañías de fontanería se beneficien. Se debe a que estos materiales, se oxidan y por ello, merman la calidad del agua, haciendo que no sea segura para su consumo. Hay incluso guías que determinan cómo realizar una instalación correcta para evitar enfermedades como la legionela por ejemplo, viendo pues lo importante que es una instalación de fontanería moderna y segura.

Cambio de grifo

Por esta razón,si tu hogar tiene más de 10o 15 años y vas a reformar el baño, tu mejor opción es cambiar la instalación completa.

Otros casos en los que debería sustituir la instalación.

La antigüedad de tu vivienda tiene mucho que decir, no solo por el hecho de que la instalación cuente con unos materiales u otros, sino porque como podrás imaginar, cuantos más años tenga la instalación, mayor será la corrosión.

Si vas a realizar una reforma completa del espacio, y vas a cambiar el alicatado de las paredes y los suelos, te recomendamos que cambies la instalación. Aunque tu inversión inicial sea mayor.

No tendría sentido, levantar paredes y suelos, dejar la instalación de fontanería de hace 15 años, renovar todo este alicatado y que en uno o dos años las tuberías comiencen a dar problemas.

Te aseguramos que si tienes que volver a quitar y recolocar alicatados y baldosas de nuevo para sustituir –ahora por avería- toda la instalación, tu reforma va a salirte mucho más cara.

Más sobre alicatado

Por otro lado, el cambio de la instalación de fontanería es más que necesario cuando empezamos a detectar pequeñas averías  o malfuncionamientos.

Los “parches” y pequeños arreglos pueden solventar la situación a muy corto plazo, pero todo ello, deriva finalmente en grandes problemas que pueden acabar afectando a otras zonas. Por ejemplo causando humedades, suelos que se “abomban”, aparición de moho, pérdida de presión en el agua, etc.

Por ello, y para evitar tener que realizar mayores obras y desembolsos, si detectas que tu instalación está algo anticuada y ya en mal estado, te animamos a sustituir toda la instalación de fontanería.

¿Vas a reformar?. Consigue una instalación más moderna y segura.

Otra de las creencias que se hacen aquellos que se encuentran en esta situación es que cambiar la instalación de fontanería es inútil porque “esta bien y no da problemas”.

Y puede ser así, pero ¿Es lo suficientemente segura?. Debes saber que hace 10 o 15 años, no existían ni las mismas normas reguladoras ni los suficientes conocimientos en seguridad y en fontanería para crear instalaciones tan preparadas como ahora.

Por esta razón, te recomendamos que si ya has planeado una reforma integral del baño, incluyas también la sustitución de la instalación de fontanería.

Con esto, vas a conseguir adaptarte a las normas de seguridad actuales a tres niveles:

  • Instalación de fontanería con llaves de pasoEn cuanto a materiales: Como decíamos el plomo y las antiguas tuberías de acero galvanizado, no son seguras. Existen materiales mucho más seguros y duraderos hoy en día. Tu fontanero te informará
  • En cuanto a la colocación: Tradicionalmente, las tuberías se instalaban a través de los suelos, pero esto ha cambiado. La normativa obliga a colocar esta instalación siempre que sea posible a través de falsos techos –excepto las necesarias en saneamiento de baños y cocinas-.
    De esta manera se detectan averías antes y podemos poner remedio sin que se lleguen a producir importantes consecuencias.
  • Las llaves en cada espacio: Por último, ahora, tras cambiar toda la instalación de fontanería, se incluyen las llaves de paso en cada estancia- por ejemplo el baño tendrá las suyas y la cocina otras diferentes-.
    Esto es ideal, ya que permite controlar el paso del agua de manera independiente en cada estancia, perfecto cuando se producen averías o hay que realizar obras, ya que evitaremos quedarnos sin agua corriente en toda la vivienda.

Como ves, reformar tu baño y cambiar a tiempo la instalación de fontanería, es más que recomendable tanto a corto como a largo plazo. Ahora bien, cada caso particular es diferente, por ello te recomendamos que te pongas en contacto con nosotros para que, como expertos en fontanería, podamos ayudarte y conseguir el baño de tus sueños.