Los tipos de filtros del aire acondicionado

Los tipos de filtros del aire acondicionado

Cuando compramos un dispositivo como este, pensamos en muchas de sus características como la potencia, la clasificación energética o su consumo, entre otros. Estos son aspectos muy importantes a tener en cuenta, pero existe uno en concreto que suele pasar desapercibido. Nos referimos a los filtros del aire acondicionado.

Hoy en Tubo-Plástica queremos que conozcas la importancia de los filtros y su función.

Los filtros ayudan a que los hogares estén libres de polvo, polen y moho

Sabemos que el aire acondicionado no sólo tiene la función de enfriar y climatizar cada una de las habitaciones en las que se coloca, pero también puede hacer mucho más por ti de lo que parece.

El aire acondicionado es un dispositivo que trata el aire que hay en las estancias en las que se instala. Por tanto, además de enfriarlo, lo filtra para hacer que el aire sea más limpio y puro.

A la hora de elegir este aparato, se deben tener en cuenta los distintos tipos de filtros que podemos encontrar entre los diversos modelos. En aquellos hogares en los que hay niños, personas mayores o personas con problemas respiratorios, la elección de un tipo de filtro u otro es fundamental.

Elegir bien los filtros puede aportar muchas ventajas, ya que algunos de ellos pueden incluso eliminar los malos olores. Este es un gran aspecto para los hogares en los que convivan fumadores, porque también pueden absorber el humo.

Los diferentes modelos de filtros

Filtros de Nylon: los más comunes

Estos filtros son los más empleados en los aparatos de aire acondicionado. Aunque no ofrecen una capacidad extra de limpieza en el aire, lo cierto es que sí realizan su función de manera eficaz. Sus dos principales ventajas son su resistencia y su facilidad para limpiarlos sin necesidad de ser un profesional. Así, cualquiera que adquiera un aire acondicionado con este tipo de filtros podrá mantenerlos limpios sin problema.

Filtros metálicos

Aunque también son sencillos de limpiar, suelen ser los más empleados en las unidades exteriores por su resistencia y sus materiales.

Filtros HEPA: una gran eficiencia

Como adelantábamos en el título, este tipo de filtros es el que mayor eficiencia tiene. Es muy recomendable para aquellas personas que son alérgicas o para quienes tienen enfermedades respiratorias y necesitan un aire muy limpio.

Los filtros HEPA están fabricados con un material muy concreto: la fibra de vidrio. En forma de malla, atrapa con una eficacia del 99% partículas de hasta 0,03 micras. Aunque es lavable y se puede sustituir, se debe hacer con mucho cuidado para no dañar ninguna de las fibras que componen el filtro.

Filtro de carbono activo: el más versátil

Los filtros de carbono activo están protegidos con una carcasa de acero galvanizado para poder atrapar las partículas que causan los malos olores. Aunque cuenta con una desventaja bastante importante: no se pueden lavar.

Por tanto, este tipo de filtros se debe sustituir y no resultan tan económicos como otros. Pero, por otro lado, se ahorra el tener que limpiarlos y desinfectarlos a fondo o tener que contratar a profesionales expertos que se tengan que ocupar de esto.

Se debe tener muy en cuenta que cada fabricante puede componer los dispositivos con diferentes tipos de filtros o incluso patentar una tecnología propia. Si estás pensando en comprar o sustituir el aire acondicionado, es recomendable informarse de ellos para poder adquirir la compra correctamente.

El aire acondicionado y su ayuda frente a las alergias

El aire acondicionado es capaz de renovar al aire y conseguir que esté libre de partículas perjudiciales para nuestra salud. Por ello, las personas alérgicas pueden disfrutar de un aire puro ya que con un buen uso del aparato se puede climatizar el hogar además de evitar problemas respiratorios.

Si escogemos un aparato adecuado, podemos conseguir una pureza y una calidad en el aire mayor ya que podrá eliminar el polen u otras partículas. Aunque se deben tener en cuenta una serie de aspectos a la hora de escoger la instalación y mantenerla.

Más sobre aire acondicionado

Es muy importante mantener la casa limpia y ventilar las estancias diariamente. Aunque contemos con un aire acondicionado potente y con unos filtros adecuados, no servirá de nada si no mantenemos nuestra vivienda sin polen y polvo.

Recuerda limpiar los filtros del aire acondicionado. Aunque sean específicos para alérgicos, tienen que estar siempre en perfectas condiciones para que puedan ser eficaces y cumplir su función sin problemas. La mayoría son muy sencillos de extraer, y para limpiarlos sólo necesitarás agua. Limpiarlos de manera periódica hará que la instalación sea más eficiente y prolongará la vida útil del aparato.

Si necesitas más asesoramiento sobre los diferentes tipos del aire acondicionado o ayuda con mantenimiento, no dudes en contactar con nosotros.