Cómo hacer que tu salón parezca más grande

Cómo hacer que tu salón parezca más grande

En muchas ocasiones no es posible disponer de un gran salón, sobre todo si nuestro hogares un piso de ciudad. Aun así, podemos conseguir que esta estancia sea más grande con unos sencillos trucos.

Hoy en TuboPlástica queremos darte una serie de consejos para que tu salón parezca mucho más amplio.

Busca el equilibrio con la simetría

Gracias a la simetría, todos los espacios se ven ordenados y en armonía. De esta manera, se verán también más grandes. Una forma de conseguirlo es a través de muebles enfrentados, librerías idénticas y detalles de decoración como cuadros o espejos iguales.

Lo mismo ocurre con la mesa de centro. Estas mesas suelen ser las que más atención captan cuando nos visitan, por eso es necesario que estén ordenadas. Realiza una división imaginaria en cuadrantes y coloca en cada uno de ellos los objetos de forma equilibrada. Puedes agrupar los más pequeños en una bandeja para darles más estilo.

El sofá es la pieza clave de la estancia

Es muy importante elegir muy bien la proporción del sofá, ya que esta pieza puede agrandar el salón o hacerlo más pequeño con su simple presencia. Deberás buscar las piezas que mejor se adapten a la planta de la estancia: si la habitación es cuadrada, opta por colocar dos sofás en “L” o uno rinconero para optimizar el espacio.

Escoge un modelo que no sea muy alto para que ocupe menos visualmente. Además, los tonos claros en tapicería y cojines darán sensación de amplitud.

Una buena opción cuando los metros son escasos, es colocar un espejo para cambiar la perspectiva porque, si reflejan la luz, el salón es más luminoso y se amplía visualmente. Además, pueden ayudar a separar dos paredes, crear una ventana falsa o elevar un techo. Puedes realizar una composición de varios espejos o colocar uno grande con un marco, las posibilidades son infinitas.

El color, las cortinas y las paredes: en busca de la armonía

Aunque los tonos claros hacen que tu salón parezca más grande, no le debes tener miedo al color porque una mano de pintura puede ampliar el salón sin que haya ganado metros reales. Depende de cómo las pintes, los techos y las paredes pueden ganar altura, ensancharlo o darle profundidad.

Las paredes con textura o con papel pintado pueden darle un toque decorativo sin modificar la percepción del espacio. Puedes destacar sólo una pared. Si contrasta, alejará las paredes y si el papel tiene rayas verticales ganarás altura.

Para salones pequeños, pinta de un color intenso una de las paredes para darle un golpe de efecto o píntalo entero de blanco. Así la luz se reflejará y le dará amplitud.

Además, si escoges las cortinas del mismo color que las paredes, visualmente “desaparecerán”. Opta por telas tramadas y claras, porque resultan más ligeras. Un consejo es colocar la barra de la cortina  lo más cerca posible del techo para que la ventana parezca más grande.

Cuadros, plantas y textiles como decoración

No hace falta prescindir de los cuadros en los salones pequeños. Es más, aportan personalidad y color sin restar nada de espacio. Deberás escoger una pared que se vea, y decidir si colocar un cuadro o realizar una composición de ellos. Si lo pones detrás del sofá, escoge cojines que sean de la misma gama que el cuadro.

Los cojines son la forma más rápida de renovar un salón, basta simplemente con darles la vuelta para darle otro estilo. Aunque no deberás poner demasiados, ya que esto hará que tu salón parezca más pequeño. Mezcla texturas, colores y tamaños para que tengan más vida.

Las alfombras también son un buen elemento para definir los espacios en el salón, para enmarcar zonas.

Consejos para agrandar el salón

El salón es la estancia más concurrida de una vivienda y aunque pueda parecer pequeño lo cierto es que con un par de cambios podemos hacer que un salón crezca sin problema.

Apuesta por el blanco

Cuando los metros son escasos, los colores claros son fundamentales porque dan luz, amplían y disimulan el tamaño de los muebles con más volumen. Para añadirle un toque de color, da contraste a ciertos elementos como pintar una pared de un tono intenso, escoger una alfombra vistosa o incluso una butaca estampada. Pero se debe conseguir un golpe de efecto para que el salón no sea monótono.

Los detalles son la clave

Aunque un salón sea pequeño, puede tener mucho estilo y parecer más amplio gracias a espejos, cojines y plantas.

Las plantas, colocadas sobre las mesas y otros muebles del salón, hacen que éste sea fresco y crean focos donde se centra la vista, conectándolo también con el exterior. Además, renuevan el ambiente.

Las alfombras también pueden ayudarte a disimular el pavimento, si es muy oscuro.

No lo dudes y abre el salón

Cuanto más conectado esté el salón con el resto de la vivienda, más grande parecerá. Para conseguirlo, tira algún tabique o abre una ventana en él. Si no es posible, puedes prescindir de las puertas o sustituirlas por una corredera.

Otra opción son las paredes acristaladas para abrir paso a la luz. Además, si todo el espacio comparte el mismo suelo se creará continuidad y sensación de amplitud.

Como ves, estos son unos trucos muy sencillos para que tu salón parezca ganar metros cuadrados. No dudes en contactar con nosotros si necesitas realizar cualquier tipo de obra como pintar paredes o tirar algún tabique.