Cómo pintar paredes con unos resultados de sobresaliente.

Cómo pintar paredes con unos resultados de sobresaliente.

Como pintar paredes pintura

Como pintar paredes pinturaEn ocasiones  queremos renovar algún espacio de nuestro hogar, pero el presupuesto es escaso. Muchas veces una mano de pintura en las habitaciones consiguen un gran cambio, lo puedes hacer tu mismo, pero debes seguir unos sencillos pasos si quieres unos resultados de profesionales. Hoy te enseñamos cómo pintar paredes de manera correcta.

Como decimos, es un trabajo que puedes realizar tu mismo pero en aquellos casos en los que las paredes no son lisas, presentan humedades u otras imperfecciones, es recomendable que acudas a los expertos. En Tubo-Plástica, contamos con profesionales que realizan los trabajos de pintura en tu hogar con total limpieza y unos resultados inmejorables.

Pasos para pintar paredes con resultados profesionales

1. Elegir el tipo de pintura.

El primer paso es indispensable para que el resto del proceso vaya correctamente. En el mercado existen numerosos tipos de pintura que se adaptan a todo tipo de paredes y espacios.

Debes asegurarte ante todo que es de buena calidad, muchas veces por ahorrar, los resultados son nefastos, la pintura sigue manchando una vez seca, se desprende o por ejemplo absorbe mucha humedad. Para evitar estos problemas busca a fabricantes de confianza.

En cuanto a los tipos, los más comunes son: la pintura plástica (es inodora y resistente, perfecta para interiores), la sintética (necesita disolventes para eliminarla pero es mucho más resistente que la anterior, muy eficaz en baños y cocinas), la pintura base, (con ella consigues potenciar el color de las pinturas que vas a colocar en tus paredes y aumentas su durabilidad) o pinturas una capa (son versiones de mayor calidad que permiten acabar antes tu proyecto, pero que necesitan una preparación de la superficie mayor antes de pintar las paredes)

Por otro lado, la revolución está en las pinturas bajas en VOC’s. Se trata de pinturas mucho más naturales ya que tienen una menor cantidad de VOC’s ( Volatile Organic Compound, o compuestos orgánicos volátiles.) Estos son gases causantes del fuerte olor y que perjudican a nuestra salud y al medio ambiente. Aunque el secado tras pintar paredes es más largo, estas pinturas son más respetuosas y seguras.

2. Los materiales.

Como pintar paredes elegir brochasPor otro lado, necesitas utensilios para pintar paredes y otras superficies que sean de calidad y aseguren unos buenos resultados.

Estamos hablando de brochas y rodillos. Según el tamaño de la superficie, vas a necesitar rodillos y brochas más o menos grandes, pero deben ser siempre de buena calidad.

Es decir, asegúrate de que los pinceles no van a ir perdiendo cedras y de que los rodillos no absorban demasiada pintura evitando que esta se quede aquí retenida en lugar de llegar a nuestras paredes.

3. Limpia las paredes y la habitación.

La preparación es clave, asegúrate que las paredes están limpias y libres de imperfecciones, solo así consigas que al pintar, el material se adhiera a ellas de manera correcta y no se desprenda.

Quita también clavos, enchufes, lámparas y cualquier otro elementos. Además de muebles, y otros elementos que contenga la habitación para evitar mancharlos o estropearlos.

4. Temperatura, iluminación y ventilación.

Sabemos que algunos eligen las vacaciones de verano para pintar paredes, cuando hay más tiempo libre para darle un toque diferente a las  superficies. Pero cuidado, en días de intenso calor, resulta complicado el secado de las paredes y este paso puede tardar más de lo esperado.

Para conseguir que al pintar diferentes superficies, estas queden totalmente homogéneas, debes contar con una buena iluminación. E incluso si puede ser por ejemplo a través de focos portátiles, o lámparas pequeñas, mucho mejor. Esto se debe a que cambiando la iluminación podemos encontrar imperfecciones y cambios de tono que de otra manera y con luz fija no se verían.

Además, durante el día, las ventanas son tu mejor aliado, ábrelas para que entre la luz del sol, pero también para ventilar las habitaciones al pintar las paredes. De esta manera puedes conseguir un secado más rápido y eliminas los olores de la pintura.

5. Cinta de pintor.

Con ella, consigues los resultados profesionales que estabas buscando. Antes de pintar, coloca cinta de pintor en lugares como enchufes, esquinas u otras zonas que no deban ser pintadas. Solo de esta manera consigues líneas rectas y perfectas evitando además tener que limpiar zonas posteriormente.

6. Cómo pintar mis paredes.

Debes ir siempre de arriba abajo. Comienza por el techo si has decidido que también vas a renovarlo y continúa por las paredes. A ser posible, aplica la pintura con el rodillo de arriba abajo sin parar en el centro. Siguiendo este consejo el resultado es mucho más homogéneo y no van cayendo gotas en los espacios que ya has pintado.

Por otro lado, cuidado con la cantidad de pintura que coges. Ya sea para zonas más pequeñas con la brocha o para las paredes en general, no abuses del material para pintar. Con esto solo haces que el gasto aumente y derrochas a la hora de pintar. Es mejor dar varias capas con poca pintura que impregnar las paredes y que el resultado sea peor o que el secado se haga eterno.

7. El secado.

Esta es la parte final (o intermedia) de tu proyecto. A menos que utilices una pintura de tipo una capa, es más que probable que necesites pintar más de una vez las paredes de todo el espacio.

Por ello, nuestro consejo es que entre capa y capa dejes secar correctamente la pintura, antes de aplicar la siguiente capa. Y al finalizar, es aconsejable que también esperes el tiempo necesario para que las paredes se sequen completamente antes de volver a poner muebles, luces o retirar la cinta de pintor.

Aunque el proceso parece largo y complejo, merece la pena seguir los pasos para conseguir que las paredes y cualquier otra superficie queden como si los hubiera pintado un experto. Aun así, te recomendamos que confíes en nuestros profesionales par un resultado de sobresaliente y para evitar que te tengas que preocupar por nada más que la elección del color.