Consejos para desatascar tuberías

Consejos para desatascar tuberías

Tuberías atascadas

El atascarse una tubería puede ser algo muy común en casa, siendo algo un poco molesto y nada sencillo de solucionar. ¿Cómo podemos ver que una tubería está atascada? Una de las formas más fáciles de ver cuando una tubería esta tapada es que el agua no se va rápidamente por el desagüe sino que se quede obstruido en la zona, ya sea en un fregadero, lavamanos, inodoro o bañera.

Hay que tener en cuenta algunos aspectos para evitar que una tubería se atasque, ya que si nos sucede tendremos que recurrir a un fontanero para que se encargue de limpiar las tuberías y dejar que el agua siga fluyendo libremente.

¿Qué tener en cuenta?

Lo primero a tener en cuenta es evitar lanzar por la tubería desperdicios de comida o líquidos que puedan solidificarse impidiendo el correcto paso del agua. Otro punto a tener en cuenta es el cabello en la bañera, si dejamos que se vaya por la tubería puede terminar tapándola creándonos un molesto problema.

Es recomendable hacer una limpieza general, por lo menos una vez a la semana, incluyendo las tuberías, utilizando un desatascador para poder liberar cualquier cosa que este obstruyendo la tubería y evitando el paso normal del agua.

Si por mala suerte se te ha atascado una tubería en tu hogar, continúa leyendo el siguiente post para conocer algunos consejos para desatascar tuberías.

 

Tuberías atascadas

Trucos y consejos para desatascar una tubería

Existe una variedad de consejos a tomar en cuenta en caso de no querer llamar a un profesional para que nos ayude a desatascar la tubería. Recordemos que estos trucos caseros no siempre funcionan al 100%, a veces pueden ayudar un poco a resolver el problema, pero igualmente será necesario el trabajo de un profesional.

  1. Utilizando vinagre y bicarbonato de sodio, se debe usar la misma cantidad de ambos productos y colocarlos en el desagüe para que reposen toda la noche. Termina la limpieza vertiendo agua hirviendo por la tubería. Utiliza guantes para evitar accidentes.

 

  1. Es recomendable limpiar diariamente, o una vez a la semana, las tuberías de la cocina, emplea sal gruesa y bicarbonato, mezcla ambos productos y déjalos reposar de 15 a 20 minutos en las tuberías, finalmente haz uso de agua caliente para culminar la limpieza, de esta manera podremos mover la grasa que puede estarse acumulando.

 

  1. Usa soda caústica, es importante aclarar que este producto es muy corrosivo y peligroso por lo que será necesario emplear lentes de protección, guantes y si es posible, un tapaboca. Mezcla 3 tazas de soda con 2.5 litros de agua fría, viértelos en la tubería dejando correr y déjalo reposar aproximadamente 30 minutos. Finalmente deja pasar agua hirviendo por la tubería para terminar de realizar la limpieza.

 

  1. Usar el jabón puede ayudar a lubricar las paredes de la tubería, de esta manera la grasa podrá despegarse rápidamente. Se puede verter en la tubería un poco de jabón líquido, dejar reposar y finalmente echar agua hirviendo por la tubería para culminar correctamente con la limpieza.

 

  1. Ayúdate de un alambre para lograr desatascar fácilmente la tubería, de esta manera podrás retirar cualquier elemento que esté interfiriendo con el correcto paso del agua.

Con estos trucos podrás conseguir liberar el paso que circula en la tubería, recuerda que si no funcionan lo mejor será llamar a un fontanero para que te ayude a desatascar la tubería haciendo uso de herramientas y productos profesionales.