Consejos para que puedas eliminar el gotelé tú mismo

Consejos para que puedas eliminar el gotelé tú mismo

El gotelé o estucado es un tipo de decoración de pared que solía ser muy común en los 80 y 90. Por eso, la gran mayoría de las casas cuentan con gotelé en sus paredes. Si vas a optar por reformar cualquiera de tus estancias y deseas eliminarlo, hoy te explicamos cuáles son los pasos que debes seguir para poder quitarlo.

Hoy en TuboPlástica te ofrecemos una guía con todas las pautas que puedes seguir.

Cómo eliminar el gotelé

La tarea de quitar el estucado de las paredes no es precisamente sencilla, ya que implica tiempo y paciencia. Deberás tomártelo con calma si no quieres hacer una chapuza en casa.

En primer lugar, debemos vaciar toda la estancia en la que vamos a eliminar el gotelé. Además, habrá que poner a salvo tanto el suelo, como los rodapiés, enchufes y el resto de elementos que se puedan estropear. Para ello, recúbrelos con plástico, papel especial y cinta de pintor.

Es importante comprobar el tipo de pintura que tiene tu pared: plástica o al temple.

Las indicaciones que te mostraremos son para eliminar el gotelé en pintura al temple, ya que la plástica tiene su propio proceso y es mucho más laborioso.

El siguiente paso es humedecer la pared con una esponja o un rodillo. Después, comenzaremos a eliminar el gotelé mediante una lijadora. En el mercado podemos encontrar máquinas que podrán facilitarte todo este proceso.

Debemos ser pacientes ya que según el tamaño de la estancia, nos costará más o menos eliminar bien todo el gotelé.

Una vez que hayamos conseguido quitar todo, debemos alisar la pared. Para ello, debemos adquirir en el mercado cualquiera de la multitud de productos que podemos aplicar. Uno de los más comunes es aguaplast. Normalmente se aplica mediante un rodillo o espátula, de arriba hacia debajo de manera uniforme y en una sola dirección, eliminando siempre el producto que sobre.

Cuando hagamos esto, se creará una textura con relieve. Es importante que esperemos a que se seque, teniendo en cuenta los tiempos del producto, y volver a lijar la pared para dejarla lisa.

En algunas ocasiones, es necesario dar otra capa y repetir el proceso. Una vez que hemos eliminado el gotelé, se deben lijar las imperfecciones que hayan podido quedar y pintar finalmente las paredes.

Quitar el gotelé de pintura plástica paso a paso

Aunque parece un proceso complicado, en realidad eliminar el gotelé no es tan difícil como parece. A continuación de tejamos las pautas enumeradas:

Comprobar la pared

Para saber cómo eliminar el gotelé, podemos frotar la palma de la mano contra la pared ya que así podremos comprobar si se trata de pintura plástica o pintura al temple:

  • Si te manchas: la pared está recubierta de pintura al temple, con base acuosa. Para eliminar el gotelé bastará con mojar la superficie con agua y esperar a que la pintura la absorba. Posteriormente, raspa la pared con una espátula y eliminar el recubrimiento intentando no dañar el soporte.
  • Si permanece limpia, se trata de pintura plástica o poco absorbente. Raspar esta pintura es menos efectivo, por lo que los pasos que tendrás que seguir serán los siguientes.

Amasa el producto

Podemos encontrar productos que nos ayuden a alisar la pared y camuflar el gotelé. Para ello, optaremos por AguaPlast, porque permite alcanzar grandes espesores cubriendo de forma efectiva el picado.

Más sobre pintura en Zaragoza

Se deben mezclar dos partes del producto en polvo por una de agua. Es decir, si empleamos un kilo de Aguaplast, necesitamos mezclarlo con medio litro de agua. Podemos aumentar la cantidad según las necesidades de nuestra estancia, añadiendo más producto y agua y volviéndolo a amasar.

Aplica la mezcla

Recuerda proteger enchufes, interruptores y rodapiés con cinta de carrocero. Emplea una llana o espátula para extender la mezcla. Es importante añadir suficiente material, sin que rebose, y colocarlo en un ángulo de 40º con respecto a la pared para poder realizar un aplicado perfecto.

Una buena forma de comenzar es aplicar el producto en los detalles de la superficie como los rodapiés, las esquinas o los bordes de los interruptores.

Aplica la mezcla sobre la parte superior de la pared, hacia abajo, para evitar que caigan gotas de producto sobre superficies ya alisadas.

Aplica una segunda mano y da los últimos retoques

Cuando esté seco, la superficie no estará totalmente lisa. Según el grosor del gotelé, deberemos aplicar una segunda o tercera capa.

Una vez transcurridas 12 horas, el producto se habrá secado. Si observas alguna imperfección en la pared, corrígelas con una lija.

Si  no estás seguro de poder realizarlo, no dudes en contactar con nosotros. En TuboPlástica contamos con un equipo de profesionales que podrá realizarlo a la perfección.