La decoración de tu hogar también ayuda a eliminar el frío

La decoración de tu hogar también ayuda a eliminar el frío

Las bajas temperaturas en invierno están empezando a bajar de los 0º, por lo que muchos prefieren pasar más tiempo en casa. En TuboPlástica queremos proponerte una serie de consejos de decoración para que puedas combatir el frío en tu hogar y mantenga el calor dentro de la vivienda mientras puedas emplear dichos objetos como elementos decorativos.

Elementos para combatir el frío

Como acabamos de mencionar, podemos optar por incluir determinados elementos decorativos a nuestra vivienda para evitar que el frío se instale en nuestros hogares. Gracias a los elementos que te mencionaremos a continuación, conseguiremos conservar el calor y las buenas temperaturas en nuestras estancias.

Cortinas y persianas

Tanto las cortinas como las persianas son elementos que no sólo sirven como adorno para las ventanas, sino que actúan como aislante durante los meses de invierno, cuando el frío es más intenso. Podemos encontrar cortinas muy diversas, con colores, tamaños y grosores distintos. Así, las cortinas se convierten en un elemento decorativo que, combinado con un buen cristal de la ventana, es uno de los puntos clave para poder evitar pasar frío durante las navidades.

Corcho para que actúe como aislante

El corcho es un aislante ecológico, tanto térmico como acústico. El corcho es un elemento muy fácil de aplicar y, en cuestiones de decoración, da mucho juego porque combina con todo. Se puede emplear para revestir paredes, techos o incluso interiores de armarios.

Algunas personas aprovechan este material para aislar una pared o un espacio muy concreto, empleándolo a la vez como tablón de anuncios. Este material no genera carga estética y es resistente al fuego, convirtiéndolo así en uno de los materiales más seguros para el hogar.

Estanterías con libros

Esta opción es una forma original para aislar, ya que el papel es un aislante natural. Si cuentas con una pared que de al exterior, puedes aprovecharla y redistribuir la biblioteca personal y ofrecer a tu hogar una mayor protección contra el frío exterior.

Alfombras, bambú y otros accesorios

Las alfombras nos ayudan a proteger los pies del frío del suelo y mantener el calor, pudiendo ahorrar así en calefacción. Podemos encontrar alfombras con fibras naturales del bambú, aíslan del frío y son aconsejables para aquellas personas que tienen alergia al polvo, porque poseen cualidades hipoalergénicas.

Más sobre reformas en Zaragoza

Como hemos mencionado, el bambú es una alternativa más ecológica y sostenible de la madera, ofreciendo así una variedad de uso en revestimientos de paredes, techos, suelos, ventanas, puertas y muebles.

Además, puedes optar por fundas para sofás, cojines o mantas para contribuir a mantener el calor en casa.

Otras opciones para mantener tu casa con una buena temperatura en invierno

No solo podemos mantener la temperatura de nuestro hogar con la decoración. También podemos contar con otras opciones para ello. Como hemos mencionado, emplear las cortinas es importante para que el calor no se escape por las ventanas. Unas cortinas de tejido grueso o con forro térmico nos ayudará a mantener un buen aislamiento térmico.

Recuerda que no se puede tener abierta la calefacción todo el día, porque supone un gasto energético de electricidad importante, aunque sí podemos ajustar los termostatos. Baja la temperatura a los 16ºC durante la noche, puesto que conseguirás ahorrar un 13% respecto a mantener la temperatura a 20ºC.

Mantener la vivienda caliente no es difícil, basta con cerrar las persianas y las cortinas por las noches para minimizar las pérdidas de calor.

La temperatura ideal se encuentra entre los 21 y los 23ºC para poder contar con un ambiente agradable y ahorrar energía así. Otro consejo es cerrar las puertas de las habitaciones para mantener la temperatura de toda la casa, ya que así el aire frío no se distribuirá por toda ella.

Además, el calor y el frío se escapan porque las ventanas y las puertas no cuentan con un buen aislamiento. Instalar ventanas con un alto aislamiento térmico supone reducir en un 25% las pérdidas de calor.  Una opción es emplear burletes adhesivos de silicona o de caucho, y cubrir las fugas con masilla o silicona. Aunque la mejor opción será siempre cambiar las ventanas por unas con un buen aislamiento.