Fugas en el fregadero. ¿Qué hago?

Fugas en el fregadero. ¿Qué hago?

Fregadero con fugas

Son muchos los problemas que pueden llegar a causar las fugas en los fregaderos. Ante un problema así, hemos de saber reaccionar de forma adecuada para paliar el problema y arreglar el fregadero lo antes posible. Con estos pequeños pasos que le proporcionamos a continuación, usted será capaz de arreglar cualquier problema de escape que pueda producirse en su fregadero

Fugas, ¿como enfrentarse a ellas?

Está fregando tranquilamente después de una comilona, cuando de repente… un charco de agua aparece en su cocina y cada vez se hace más grande. Miras debajo del fregadero y un chorro de agua fluye incesantemente del sifón, sus nervios van en aumento y no tiene clara la forma de actuar ante esa situación, hay una fuga. Pero no se apure, desde Tubo-Plástica Zaragoza, queremos darle unos pequeños consejos y un manual de actuación para que pueda salir airoso de esta desagradable situación y, además, prevenir futuros problemas que puedan surgir. Sin más preámbulo, vamos con el primer paso, que resultará crítico si quiere solucionar el problema.

Primeros pasos.

Lo primero será cerrar el grifo y poner un recipiente debajo del chorro de agua para no seguir inundando la cocina y poder trabajar bajo menos estrés. Una vez completado el primer paso, será esencial que detecte el por qué de la fuga, esto es, analizar la tubería y ver si dicha fuga se ha producido por un golpe (y su consiguiente grieta) o simplemente las tuercas que unen toda la instalación se han aflojado y permiten que el agua salga a borbotones. Una vez hecho esto, pasaremos al siguiente punto.

Reparando la tubería.

Problema con tubería, fugaAquí aparecen dos posibles problemas:

  • Si la tubería está dañada y hay grieta que deja que el agua se escape, utilice una silicona (mejor si es especial para este tipo de problemas) con la que puedas cubrir la superficie dañada. Déjala secar y, en principio, el problema estaría solucionado; aún así, se recomienda vivamente cambiar la pieza dañada en el menor tiempo posible y así evitar futuras sorpresas desagradables.
  • Si el problema radica en las juntas o tuercas: si hay una tuerca floja que es la causante de la fuga, bastará con apretarla con la ayuda de la llave inglesa o un alicate. Si las juntas están separadas, habrá que apretarlas de la misma forma, pero teniendo en cuenta que habrá que cambiarlas en un período no muy grande de tiempo.

Una vez arreglado el desastre.

Como ya se ha comentado arriba, será de vital importancia si hay una rotura o la tubería está dañada, el cambiar el elemento que se haya visto afectado. Desde Tubo-Plástica Zaragoza, estaremos encantados de asesorarle y ofrecerle el mejor producto y precio posible, además, le ofrecemos el servicio de reparación de la fuga completa para que no tenga que preocuparse de absolutamente nada (y aun precio verdaderamente competitivo).

En caso de que las tuercas o tornillos hayan sido las causantes del problema, se deberá revisar la oxidación que puedan tener estas y el estado de las mismas. Si el estado es malo o la oxidación avanzada, recomendamos cambiar las tuercas para evitar futuros problemas.

El mantenimiento de tu fregadero, clave.

Fugas en el fregadero, problemasSerá importantísimo realizar una limpieza regular de su fregadero para no encontrarse con alguna fuga de este tipo, ésta puede realizarse con un jabón neutro y un estropajo o, si su fregadero es algo más delicado, siempre puede hacerlo con un jabón de ph neutro algo más suave y con la bayeta. También será necesario entender que el fregadero no solo es la parte que vemos, si no que más del 60% no es visible directamente; habrá, por tanto, que mantener en buen estado partes como el sifón, el tapón de limpieza y el tubo de desagüe (esto evitará el problema de la corrosión u oxidación).

Para esta correcta limpieza se pueden utilizar productos naturales o productos con componente químico para una actuación más rápida y efectiva (como la lejía líquida o similares). Otra parte que habrá que mantener limpia es el grifo; una limpieza semanal con un cepillo de cerdas duras bastará para mantenerlo limpio y permitir un funcionamiento normal y duradero.

En resumen

Si sigue estos pasos al pie de la letra, la fuga será un problema menor que no causará mayor inconveniente en su hogar. Para cualquier otro problema o consulta que pueda surgir, puede contactar con nosotros para lo que haga falta.