Mantener la instalación de fontanería de nuestro hogar.

Mantener la instalación de fontanería de nuestro hogar.

Llaves de paso del lavabo

Nuestro hogar necesita unos cuidados que evitan graves problemas en las instalaciones más delicadas como las de fontanería. Si quieres evitar los grandes desembolsos, sigue nuestra guía para saber cómo mantener tu casa siempre a punto.

Baño con instalación de fontanería en buen estado

Las tuberías y desagües.

Estos son los elementos de la instalación que más problemas pueden dar y que hasta que no hay una gran avería no vemos.

Pero cuidado, pueden dar señales de un incorrecto funcionamiento como por ejemplo: Agua con excesiva cal, malos olores, taponamientos, lenta evacuación del agua, etc.

Estos son solo algunos, por ello, en cuanto detectes alguno de ellos debes llamar a especialistas como los de Tubo-Plástica para que lo solvente cuanto antes.

Pero si lo que quieres es evitar graves consecuencias, ten en cuenta los siguientes puntos.

  • Evita echar alimentos o sustancias solidas por los desagües.
  • Utiliza desatascadores y productos de limpieza de calidad y no corrosivos.
  • Realiza inspecciones periódicas.

Las llaves de paso.

Otro de los puntos clave para un buen mantenimiento de las instalaciones de fontanería es controlar las llaves de paso.

Llaves de paso del lavaboEn primer lugar para evitar daños mayores ya que si hay alguna avería debemos cerrar rápidamente el paso del agua. Y por otro lado porque son especialmente útiles cuando dejamos la casa vacía durante un tiempo.

En concreto los expertos aconsejan que si te vas de vacaciones o te vas a ausentar de tu hogar durante una buena temporada, debes cerrarlas llaves de paso general. Evitando así el desgaste, la corrosión y otros problemas que puedan evitar que a nuestra vuelta todo funcione correctamente.

Tras estas ausencias, también se pueden dar otros problemas como por ejemplo los malos olores. Esto es causa principalmente de la evaporación que hace que el nivel del agua baje en los sifones.

Por ello, cuando vuelvas a tu casa, abre las llaves de paso generales y deja correr el agua en varios grifos. De esta manera, vuelves a llenar el circuito y regulas de nuevo el nivel del agua, el de la presión y acabas con el aire de la instalación e fontanería.

Goteo constante y fugas.

Uno de los problemas más comunes en los hogares son los grifos que gotean y con fugas. Antes de que las consecuencias crezcan y nos lleven a una inevitable y gran reparación, pon medidas.

En ocasiones anteriores, hemos comentado cómo reparar un grifo que gotea. Te invitamos a que lo leas y verás que en ocasiones es muy fácil llevar a cabo una pequeña reparación por ti mismo.

Saber cómo reparar un grifo

Por otro lado, debes saber que para evitar este tipo de problemas hay que sustituir algunas de las juntas con cierta perioricidad, utilizar sistemas de limpieza no corrosivos e incluso productos antical que eviten la acumulación de esta en filtros causando goteo.

Cambio de grifo

Cuidado de los sanitarios.

Por último, uno de los puntos que más en cuenta debemos tener es el óptimo cuidado de los sanitarios.

Estos con el uso tienden a desgastarse en los puntos donde conectan con la pared y suelos, puntos que en definitiva sirven para conectarlo con los desagües y tuberías.

Para evitar problemas como filtraciones, humedades o fugas, es importante revisar estas zonas conflictivas y tomar medidas si es necesario.

Por lo general, cuando los sanitarios como el lavabo o el wc se levantan o desplazan ligeramente, podemos solventarlo con un poco de silicona de sellado especializada para estos trabajos. De esta manera se vuelve a fijar y además impermeabilizan los baldosines.

Además, para el cuidado diario, y conseguir mantener estos elementos siempre en buen estado es aconsejable utilizar productos de limpieza recomendados por el fabricante y siempre adaptados al tipo de material.

Recuerda evitar los golpes o rasguños con otros elementos ya que aunque estas instalaciones son robustas, el paso de los años deja huella y podemos causar roturas o pequeños daños que deriven en problemas mayores.

Si tienes más dudas o necesitas ayuda con el mantenimiento de tu instalación de fontanería no dudes en ponerte en contacto con nosotros.