Cómo reformar tu baño para que parezca uno nuevo

Cómo reformar tu baño para que parezca uno nuevo

En muchas ocasiones los baños son la parte más olvidada de la casa a la hora de realizar reformas. Por regla general, las estancias que primero tendemos a reformar son los dormitorios, salones y cocinas.

Hoy en TuboPlástica queremos darte una serie de consejos muy sencillos para que tengas en cuenta a la hora de darle un enfoque nuevo a tu baño.

Escoge bien los revestimientos, darán amplitud al baño

Cuando pensamos en reformar esta parte de la casa, lo primero que se nos viene a la cabeza es qué revestimientos podemos poner. Es importante escogerlos con cuidado, pensando en todos los aspectos y no sólo por la estética.

Según el material que decidas instalar, tu baño podrá ganar metros visuales o podrá hacer que parezca una estancia más reducida.

Si usas el mismo material tanto para el suelo como para las paredes, el baño parecerá más amplio visualmente. Las baldosas grandes, con menos juntas o  materiales continuos como el cemento harán que tu baño parezca más grande de lo que es.

En cuanto a colores, apuesta por los neutros. No sólo hará que no te canses de ellos, sino que podrás renovar el aspecto de tu baño cambiando sólo los detalles.

Otra opción es cubrir sólo las zonas que puedan mojarse y el resto pintarlo, así reducirás mucho el presupuesto, aunque probablemente el resultado no sea tan estético como las opciones que hemos comentado anteriormente.

¿Y la encimera del lavabo?

Las encimeras de Silestone o de Corian son dos buenos elementos para crear con ellos el lavamanos ya que son superficies fáciles de limpiar y son resistentes. Evita escoger materiales delicados que puedan mancharse con facilidad con cosméticos, perfumes u otros productos.

Por otro lado, planifica y organiza cómo quieres que sea el mueble que se instala bajo el lavabo para que sea lo más útil posible. Por norma general, las toallas necesitan 45cm de fondo y los geles 15cm. Además, si decides escogeros con gaveteros, es mejor que sean de apertura total.

En algunas ocasiones, algunos usuarios deciden reutilizar cómodas antiguas y otras piezas que puedan convertirse en bajolavabos restaurándolas.

Apuesta por griferías que ahorren

A veces es difícil escoger la grifería para nuestros baños, ya que podemos encontrar multitud de modelos. Si no te decides por ninguno, los de diseños sencillos como tubulares o resctas quedan bien en cualquier baño.

Y si ya, además, ahorren agua mejor. Podemos encontrar modelos que reducen el caudal del agua hasta el 50%.

Servicios de reformas en Zaragoza

Para la ducha, la grifería con termostática es la mejor opción para poder ganar confort y minimizar el desperdicio del agua. Así se consigue ahorrar entre el 6 y el 16% en cada ducha.

La mampara de la ducha: ¿acrílico o cristal?

Si cuentas con mucho espacio, con 110cm o más de ancho, no dudes en instalar una mampara fija sin puerta ni perfiles. Así ganarás tanto luz como espacio. Sin embargo, si tienes menos, escoge una mampara cerrada de cristal transparente y perfiles finos de aluminio.

Elige cristal templado o securizado con un grosor de entre 6 y 8 mm

Para poder mantenerla y limpiarla fácilmente, es importante que la mampara cuente con un tratamiento antical. De esta manera el agua resbalará llevándose la cal y la suciedad. Invirtiendo en este material podrás reducir un 80% su limpieza.

Si no quieres invertir tanto en la mampara, puedes escoger una de acrílico. Este material sustituye al cristal y reduce considerablemente el coste final de la mampara.

Los puntos de luz tienen que planificarse muy bien

Normalmente se suelen iluminar tres o cuatro zonas muy concretas: general, frente al espejo, la zona de la ducha y el inodoro.

Para la luz general, apuesta por leds de temperatura de color neutra (4500K), empotradas y de ángulo amplio (120º) para crear las mínimas zonas de sombra posibles. En general, se suelen aconsejar unos 100 lux para iluminar un baño.

Frente al espejo, para poder maquillarte sin ninguna sombra, elige 5000K para evitar que los colores se modifiquen. Además, en esta zona se recomiendan 500 lux.

Si decides instalar leds, el ahorro será mucho mayor porque son las bombillas que menos consumen y que mejor resisten tanto la humedad como las altas temperaturas.

Evita la humedad en la medida de lo posible

Parece una tarea difícil de conseguir, ya que en un baño siempre se genera humedad por el contraste de temperaturas. Si no tienes ventana, instala un extractor con sistema antirretorno para evitar que el aire de fuera entre. Si, además, tiene temporizador que lo mantenga encendido tras apagar la luz también ayudará a evitar la humedad.

Otras opciones son instalar radiadores toalleros, que pueden ser eléctricos, de agua o mixtos. Eso sí, si el acabado es metálico asegúrate de que el cromo sea de calidad para que la humedad no lo estropee.

Como ves, son muchas las opciones a tener en cuenta a la hora de reformar un baño. En TuboPlástica realizamos reformas integrales de viviendas. No dudes en contactar con nosotros si necesitas más información al respecto.