Ruidos en las tuberías: Problemas y soluciones.

Ruidos en las tuberías: Problemas y soluciones.

Grifo con poca presión de agua

De nuevo os traemos un poco de información sobre problemas cotidianos que surgen en los momentos más imprevistos. ¿Detectas ruidos en las tuberías?. Os comentamos los posibles problemas y sus soluciones para que tu hogar esté siempre en plenas condiciones.

Ruidos aunque no esté usando la grifería.

Grifo con poca presión de aguaUna de las posibles situaciones que se dan en las viviendas es que se produzcan ruidos en las tuberías de manera esporádica aun cuando no estamos usando la instalación.

Normalmente los problemas causantes de ello es que las tuberías tienen un exceso de aire que hay que solventar. Suelen aparecer estos problemas cuando las griferías están un largo periodo de tiempo sin utilizar, por ejemplo tras unas vacaciones.

Para ello, debemos eliminar estas burbujas que se acumulan y que pueden incluso hacer que el agua a su paso arrastre los sedimentos y se enturbie. Para ello, solo debes abrir todos los grifos del hogar de manera simultánea y dejar que el agua corra durante pocos minutos. De esta manera el aire debería retirarse.

Si el problema persiste, deberíamos aumentar la presión del agua. Para ello, coloca un trozo de manguera en el grifo del y abre de nuevo los grifos.

Por último, otra de las soluciones, es recurrir a las llaves que regulan el caudal del agua. Suelen estar presentes de manera más visible en los baños, y puedes encontrarlas en la parte superior de las duchas o tras los lavabos.

Si mueves la llave, verás que podrás controlar este caudal, haciendo que al abrir posteriormente el grifo, esta sea capaz de arrastrar mayor o menor cantidad de aire.

Tuberías con mal olor

Tuberías mal ancladas.

Cuando se producen ruidos en las tuberías, también puede deberse a otros problemas no vinculados exclusivamente a la presión del agua.

En ocasiones, se debe a una mala colocación de las tuberías. O una mala elección de las mismas. Estos ruidos pueden producirse por la vibración de las tuberías y su choque con las paredes.

Para ello, lo primero que debes comprobar es si estas tienen los suficientes anclajes. Si no es así, asegúrate de instalar abrazaderas cada 2 ó 3 metros a lo largo de las tuberías que encuentres sueltas.

Tuberías con anclajes para evitar ruidos

Puedes reforzar estas abrazaderas poniendo pequeños trozos de caucho entre los agarres y la tubería, para evitar así que ahora se escuchen ruidos debido al roce de ambos elementos.

En el caso de que sigas detectando problemas de este tipo, podemos decirte otra de las posibles causas. Como adelantábamos, una mala elección de las cañerías al realizar la instalación, puede ser la razón de que se escuchen estos ruidos.

En el caso de que las tuberías tengan un diámetro demasiado pequeño, el agua, no va a tener el espacio suficiente para pasar con normalidad. Por ello, ahora vamos a encontrar diversas soluciones.

La primera sería, regular el caudal del agua. Tal y como decíamos anteriormente puedes regular la cantidad de agua que sale a través de tus grifos utilizando las llaves que se encuentran en zonas de fácil acceso. Si el problema radica en unas tuberías de escaso diámetro, rebaja el caudal del agua y evitaras este movimiento o vibración excesiva en las tuberías.

En el caso de que no puedas solventar el problema por ti mismo y sigas escuchando ruidos a través de las tuberías, nosotros podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros para que un experto en fontanería acuda a detectar y poner la solución necesaria al problema.

No esperes más y confía en la profesionalidad y rapidez de Tubo-Plástica.