Vestidores a medida: solución a gusto de todos

Vestidores a medida: solución a gusto de todos

Los vestidores son un gran aliado a la hora de guardar toda tu ropa. No sólo nos permite almacenar, sino que también nos permite disfrutar de un pequeño espacio reservado únicamente a nosotros.

En ocasiones, cuando queremos comprar un armario, no encontramos las medidas que queremos, o la organización interna no nos termina de convencer. Por eso los vestidores forman parte, cada día más, de la decoración en nuestros hogares.

Piensa en la practicidad

El elemento principal de un vestidor no sólo es tener un espacio bonito en nuestras habitaciones. Debemos tener en cuenta que un vestidor práctico nos permitirá obtener muy buenos resultados a la hora de localizar y organizar nuestros elementos.

Se pueden situar en diversos lugares, como el dormitorio, el baño, en una habitación independiente o incluso… ¡en un pasillo! Todo rincón es bueno para aprovechar el espacio y conseguir un vestidor para almacenar tu ropa.


Además, en Tubo-Plástica te ofrecemos las mejores soluciones de carpintería, con muebles a medida, para que se adapten perfectamente a los espacios en los que quieras colocar tu vestidor. No sólo la parte externa, también la interna. Desde estanterías a cajoneras, porque con nuestra carpintería a medida podrás crear el armario empotrado que más se ajuste a tus necesidades.

Esta es una solución perfecta para los espacios reducidos, donde necesitamos almacenaje extra. Un vestidor integrado en el espacio y con un diseño personalizado, conseguirás que tus estancias tengan un toque más personal, y así estarán acorde con el resto de tu mobiliario.

Los vestidores son un espacio que nos permite tener toda nuestra ropa a la vista, para mantenerlo todo ordenado.

Los gustos de cada persona varían, por eso, en Tubo-Plástica, además de ofrecer carpintería a medida, vamos a darte una serie de consejos que debes tener en cuenta a la hora de realizar tu vestidor.

¿Dónde lo puedo instalar?

No es necesaria una gran habitación para instalar un vestidor. Basta con aprovechar algunos de los espacios que tenemos en nuestros hogares. Pueden ser vestidores más pequeños o más grandes, dependiendo de donde lo ubiquemos.

  • En el pasillo: este lugar suele ser el más olvidado para colocar un vestidor. Pero es una buena opción para aquellos que no tienen tanto espacio en sus casas, porque se aprovechan las zonas de paso. Lo puedes ubicar a uno o a ambos lados del pasillo, dependerá del espacio que tengas en él.
  • Una gran habitación: para los que tienen una estancia la cual no saben qué hacer con ella, se puede instalar un gran vestidor con módulos pensados para cada tipo de prenda y complementos. Por ejemplo, con armarios cuadriculados y penínsulas con cristales y visillos.
  • En una planta alargada: podemos recubrir las paredes con distintos tipos de módulos para aprovechar todo el espacio, dejando libre el centro de la estancia para que nos permita circular por ella con fluidez.
  • En el propio dormitorio: es la opción más común entre aquellos que instalan un vestidor en sus hogares. Te permite acceder a la ropa sin tener que desplazarte a otras estancias de la casa. Es una de las opciones más cómodas.
  • En la buhardilla: se pueden incluir armarios de obra en las paredes, aprovechando la declinación de la pared. La zona más pequeña para la ropa más estrecha, y la zona más larga para abrigos, vestidos, etc.
  • En el baño: si los metros de la estancia lo permiten, es una buena opción.

Las claves para un vestidor 10

  • La distribución: no es necesario tener una habitación específicamente para el vestidor. Se puede tener en diversas estancias, pero siempre debemos tener presente la distribución del vestidor. Dependiendo de la cantidad de ropa, podemos distribuirlo en una sola pared, en forma de U, o en forma de L.
  • Puertas correderas: este tipo de puertas te resultarán más cómodas si vas a ubicar el vestidor en un espacio reducido. Aunque si tienes un espacio más amplio, puedes decantarte por puertas batientes, que te permitirán acceder fácilmente a cada módulo.
  • Localiza el espacio: a priori, puede parecer que no tenemos espacio suficiente para colocar un vestidor, pero es posible que hayas pasado por alto rincones muy aptos para instalar este tipo de almacenaje.
  • Incorpora una buena iluminación: el vestidor debe ser luminoso para ver bien toda la ropa. Una buena opción es que tenga mucha luz natural, pero también la podemos combinar con una iluminación halógena, ya que así también conseguiremos un bajo consumo.
  • El orden prima por encima de todo: en el vestidor debemos incluir espacios con barras para colocar perchas, pero también debemos tener en cuenta que necesitaremos baldas y cajones. Tendremos que pensar qué ropa tenemos para saber que muebles se ajustan más a nuestras necesidades
  • Incorpora, al menos, un espejo: será necesario un espejo de cuerpo entero, bien iluminado, para que nos ayude a saber cómo nos queda la ropa que nos vamos a poner y sobre todo, para que la habitación parezca más amplia.

 

No dudes en contactar con nosotros si tienes cualquier duda, o quieres conocer más acerca de nuestro servicio de mobiliario y carpintería a medida. ¡Te esperamos!